bloggrupoes-newsletterparte2

Consejos para la correcta creación de una Newsletter exitosa, segunda parte.

El diseño de la newsletter 

Este punto es importante, porque conlleva una decisión clave en tu estrategia de comunicación de marca. 

Hay 3 formatos clásicos a nivel de diseño para entregar tu newsletter: 

Newsletter con texto plano

No contiene diseño o imágenes, en este tipo de newsletter encontrarás algunos elementos de formato como hipervínculos, negritas o bullet points. Ideal para solicitar vacaciones al departamento de recursos humanos de tu empresa. 

Email con texto HTML 

Este tipo de mail contiene un diseño simplificado con HTML, incluye elementos visuales como botones CTA, logotipos, imágenes de cabecera, y más. Aunque todo esto es llamativo, lo más predominante continúa siendo el texto. 

Email con HTML enriquecido

En este caso la parte visual del mail tiene el papel protagónico, siendo de suma importancia. Es el diseño clásico que necesita cualquier ecommerce donde los productos deben llamar la atención y entrar por los ojos del consumidor. 

¿Cuál es más efectivo? 

Según un estudio de HubSpot, los usuarios toman más en cuenta los emails que tienen diseño HTML donde se imponen las imágenes sobre el texto. Aunque lo cierto es que, tanto el Open Rate, como el CTOR suele ser mejor en los mails con más texto. 

Esto se debe a que los emails con HTML enriquecidos tienen mayor probabilidad de ser categorizados en los servidores de correo como publicidad y derivados a la bandeja de promociones, afectando negativamente el Open Rate. 

El email es un buen canal para la comunicación 1 a 1 y la presencia de muchas imágenes quiebra cualquier sentimiento de personalización, repercutiendo en el CTOR. 

Podemos concluir entonces que, mientras más protagonismo tenga el texto, más cerca estamos de conseguir nuestros objetivos. 

¿Esto afecta a la newsletter? 

Una newsletter no siempre es categorizada como el resto de los mails. 

Por regla, los diseños planos o semi planos, alcanzan mejores resultados. Pero si tu imagen de marca es potente y diferenciada del resto, puede ser una buena idea mostrarla en la newsletter. 

Lo mejor es hacer la prueba, te aconsejamos probar con los 3 tipos mencionados anteriormente para determinar, con hechos,  cuál es la opción que funciona mejor para ti. 

Frecuencia en los envíos 

Este punto dependerá exclusivamente de tu capacidad de generar contenidos. No es recomendable enviar newsletters si no tienes nada nuevo que compartir con tus suscriptores. 

De igual forma, una estrategia efectiva requiere de periodicidad fija, entre las más comunes encontramos:

  • Diaria 

Esta frecuencia solo cuenta en aquellas marcas que de verdad tienen un gran volumen de nuevos contenidos. 

Si tu negocio tiene un alto volumen de contenido y una audiencia muy activa, podrías considerar esta opción.

  • Solo cuando publicas un artículo 

Esta alternativa es bastante clásica, siempre estamos expuesto a la invitación: “Suscríbete para recibir nuestros contenidos”, es muy útil cuando buscamos que los suscriptores visiten nuestro blog.

  • Semanal 

Otra opción es enviar un correo semanalmente, con la recopilación de los contenidos relevantes publicados (de la semana anterior). 

Puedes considerarlo si no generas tanto contenido y no quieres aburrir a los suscriptores con tantos mails. Para nadie será una molestia recibir un mail semanal con contenido que sea de su interés. 

  • Mensual 

En este caso se envía un resumen de todos los contenidos del último mes. En este tipo de newsletter solo se incluye contenido evergreen, el contenido de actualidad queda fuera. 

Una desventaja de este mail es que el contenido se diluye rápido y no tiene tanta efectividad. Como mencionamos anteriormente, la cantidad de enlaces influye negativamente en los clics alcanzados. 

Consejo: Es importante que el usuario pueda decidir cuándo quiere recibir la newsletter. 

Crea tu lista de suscriptores 

Tener una lista de suscriptores actualizada y cuidadosamente segmentada, te ayudará a conseguir los resultados que esperas. 

La segmentación es clave, te permitirá enviar el contenido correcto a la persona correcta. 

Suprime de tu lista a los usuarios que no tienen interacción con tu newsletter. Tienes que estar en conocimiento de las personas que abren tus correos y las que no.

El graymail son aquellos mails que nunca son abiertos por los suscriptores (porque no están interesados en tu contenido) y que afectan tus métricas. 

Antes de eliminar a la gente de tu lista, envíales un mail de reactivación preguntándoles si quieren continuar recibiendo tu contenido, en este punto puedes indicarles cuál es el beneficio que obtendrán con tu newsletter.

Para construir una lista segmentada de suscriptores tendrás que diferenciarlos. 

Añade el campo según tu criterio de segmentación en el formulario de la suscripción. Con esto puede que tu ratio de conversión sea menor y tu captación de emails baje, pero al menos tendrás listas bien segmentadas. 

Convierte a tus suscriptores en leads. Una vez que tengas a tus listas segmentadas podrás enviar diferentes tipos de newsletter incluyendo los contenidos diferenciados según los intereses de los suscriptores. 

Podemos concluir que la newsletter tiene un misión muy importante en una estrategia de marketing Digital. 

Tienes que hacer pruebas, hasta que encuentres la mejor fórmula para tu negocio, con métricas en mano podrás analizar los resultados y llegar a tomar las decisiones correctas. 

Si necesitas contactarte con nosotros para potenciar tu estrategia digital estamos a un solo clic.