newsletter-grupoes-blog

Cómo hacer una Newsletter que funcione

PARTE 1 

Lo más probable es que al abrir tu correo te encuentres con más de diez, quince, o incluso veinte newsletter que han llegado a tu bandeja solo el día de hoy. 

Tanta información es abrumadora y difícil de digerir, pero aún así, el email sigue entregando grandes resultados para las marcas que saben cómo aprovechar su potencial. 

El email es el canal digital con mejor retorno de inversión, siendo más efectivo que las redes sociales a la hora de llamar la atención de los clientes. 

Alcanzar el deseado ROI será posible creando una estrategia de email efectiva. 

En este artículo te ayudaremos a crear una newsletter que obtenga resultados de éxito para tu negocio, quédate hasta el final. 

Una newsletter es… 

Un tipo de email que informa y difunde novedades de una marca. Dentro de los contenidos puedes encontrar: ofertas comerciales, blogs, lanzamientos, promociones, concursos, etc. 

Existe un mundo de posibilidades para una newsletter, pero algo que debemos tener muy presente es que el usuario ha dado su consentimiento para recibir esta información por medio de un opt-in. 

¿Qué requisitos debe cumplir una Newsletter para que sea efectiva?

La efectividad de una newsletter se comprueba según el cumplimiento del objetivo, pero ¿sabes cuál es tu objetivo? 

En GrupoEs consideramos 3 razones para enviar este tipo de mails: 

  1. Difundir contenido para aumentar la conciencia de marca. 
  2. Fidelizar usuarios por medio de contenido que sea de su interés, potenciando el engagement con la marca. 
  3. Difundir, lograr conversiones y fidelizar. 

Ten en mente tu objetivo desde el principio, con esto te aseguras automáticamente de tener la estrategia correcta. 

Variables a considerar en la creación de una Newsletter 

Debemos tener muy claro qué vamos a enviar, a quién vamos enviarlo y en qué momento es correcto enviarlo. Esto va ligado al objetivo que establecimos al principio, pero ¿cómo podemos medir los resultados? 

En todo tipo de email usamos dos métricas elementales: Open Rate (tasa de apertura) y el Click To Open Rate (CTOR). 

Este último mide el porcentaje de personas que hacen clic en el mail una vez abierto, o sea, podemos conocer el nivel de interés del contenido del newsletter. 

Es importante que consideremos todos los puntos relevantes de una newsletter exitosa: 

Línea de asunto y remitente 

Las variables que más impactan al Open Rate son el asunto del mail y el remitente. 

La creación de una línea de asunto que capte la atención de los usuarios no es una tarea sencilla, requiere de bastante creatividad conseguir atraer la atención de los suscriptores. 

Algunos consejos clave para crear el asunto de tus mails son: 

  • Haz uso de diferentes línea de asunto en cada correo electrónico. Los suscriptores tienen que intuir cuál es el contenido del mail con el simple acto de leer la línea de asunto. 
  • Siempre breve, no alargues tu línea de asunto más de 50 caracteres, esto ayuda a que el suscriptor se entere más rápidamente del contenido del mail y se decida a abrirlo. 

Existen dos combinaciones clásicas para las líneas de asunto de una newsletter:

  1. Título del post principal como asunto del correo electrónico 
  2. Incluir un tag que describa el contenido :Oferta, Nuevo, Remate

Haz la prueba A/B testing hasta conseguir la opción que entregue mejores resultados. 

El nombre del remitente del mail es un punto importante que también repercute en la tasa de apertura de mails. 

Es necesario que los usuarios confíen en el origen del correo electrónico que están recibiendo en su bandeja.

 Hay 3 fórmulas para otorgar confianza a través del nombre de remitente: 

  • Usar el nombre y apellido del remitente cuando la relación ya es directa (un lead caliente), pero no es lo ideal para una newsletter.

Si el usuario no tiene idea sobre el nombre del remitente no abrirá el mail, a menos que tenga el premio como el título más creativo. 

  • Usar el nombre de la marca como remitente 

La newsletter es, generalmente, un recurso que utilizan las marcas. Por eso es una buena opción utilizar el nombre de ésta como remitente, de esta manera los usuarios sabrán inmediatamente cuál es el origen del mail. 

Pero hay un detalle, esta práctica desaprovecha la capacidad de entregar una comunicación más personalizada (aunque en realidad esté automatizada).

  • Utilizando el nombre del remitente y el nombre de la marca a la vez 

Esta es la opción más recomendable y la más utilizada en la actualidad. Se genera un lazo de mayor cercanía, porque fue enviada por una persona real y tiene el respaldo de la confianza que aporta la marca, en pocas palabras; una dupla ganadora. 

Finalmente asegúrate que la dirección del correo que utilizas sea coherente con el remitente. 

Contenidos que aseguren el éxito 

Sabemos que el contenido correcto hará que los objetivos sean alcanzables. 

Lo primero que tenemos que hacer, es empatizar con el suscriptor que decidió aceptar tu contenido, te dio su confianza y abrió su bandeja de entrada para ti, no lo decepciones con contenido basura.

Buenas ideas de contenido

Una manera de potenciar el conocimiento de marca y aumentar el tráfico hacia el sitio web, es compartir los últimos contenidos publicados. Esto hace que la gente se sienta atraída y se decida a dar ese anhelado clic. 

Si estás en busca de la fidelización de los clientes, los contenidos que aporten contenido extra a tu marca y acerquen al público a éste, siempre serán valorados. Un ejemplo: actualización de productos, historia de un producto, mostrar la producción real de un producto, actualización de stock, etc. 

Un tip extra: No te vuelvas loco agregando enlaces, aléjate de los mails repletos de links porque no tendrán la efectividad que esperas.

Lo más importante va primero

No escondas el mensaje principal, deja que los usuarios lo lean desde su bandeja de entrada, para que así se decidan a abrir tu correo. 

Aprovecha el uso del postdata, esto te permitirá mezclar mensajes dirigidos a cumplir con diferentes objetivos sin desentonar. Úsalo para agregar algo que no tiene relación directa con el mensaje principal, como recordatorio o simplemente para dejar tu contacto abierto.